loader image

Cómo aumentar tus ventas utilizando funnels sencillos

Estrategias          Marketing

No importa lo que vendas: conseguir que los clientes potenciales compren no ocurre en un instante. Esto se debe a que el proceso de ventas se desarrolla en etapas. Es lo que conocemos como funnel (o embudo) de compras. En este artículo te explicamos cómo puedes usar funnels de compra sencillos y fáciles de diseñar e implementar.

“Al crear contenido, sé la mejor respuesta a lo que la gente está buscando en Internet.”

– Andy Crestodina

" El contenido genera relaciones, las relaciones se basan en la confianza, la confianza genera ingresos"​

– Andrew Davis

“Lo que ayuda a la gente ayuda a los negocios”

Leo Burnett

“La única manera de ganar en el marketing de contenido es hacer que tu lector diga: Esto fue escrito especialmente para mí.”

– Jamie Turner

“Una forma de vender a un consumidor en el futuro es simplemente obtener su permiso por adelantado.”

– Seth Godin

Los funnels o embudos de compra

Un funnels o embudo de compra  es simplemente una herramienta para visualizar dónde se encuentran los potenciales clientes en el proceso de tomar una decisión de compra. Este embudo consta de una parte superior por la que ingresan los potenciales clientes y, desde ahí, van entrando en el embudo a través de diferentes fases hasta completar el proceso de compra. 

Este proceso se asemeja a un embudo porque, a medida que se profundiza en el proceso de compra, muchos potenciales clientes abandonan el proceso y/o van más lentos que otros. 

Una cuestión fundamental que hay que tener en cuenta en el diseño de un funnel de compra es que este debe estar pensado para ayudar al cliente a tomar la decisión, no a forzarlo a pasar por caja. Porque aún más importante que tener clientes es tener clientes satisfechos. 

Hay varias propuestas para entender el proceso de compra a través del funnel. En todos los casos, la primera fase o etapa es la consideración. En ella, los clientes potenciales se sienten atraídos por algo que llama su atención. El proceso finaliza cuando se formaliza la compra después de recorrer varias fases más.

¿Qué encontrarás en este artículo?

3 funnels de compra sencillos

Las grandes marcas y cada vez más pymes diseñan complicados funnels de compra con procesos automatizados que, si bien pueden resultar muy rentables, pueden resultar algo complejos para empezar. Un embudo de ventas bien configurado ayuda a generar el factor de confianza y conocimiento en los clientes potenciales. La buena noticia es que diseñar un funnel de compra sobre el que trabajar no tiene por qué ser complicado. 

Los diferentes tipos de embudos tienen diferentes objetivos. Los embudos eficientes pueden ayudar a todas las empresas, pero algunos funcionan mejor que otros en función de qué sea lo que se quiere vender (productos, infoproductos o servicios).  Vamos a ver algunos ejemplos de funnels de compra sencillos.

Funnel de generación de leads o contactos

El objetivo del funnel de generación de leads es precisamente ese: generar leads o contactos. Este es el típico que se utiliza  normalmente para crear una lista de correo electrónico a la que enviarle noticias relacionadas con el negocio o generar clientes potenciales antes de un lanzamiento.

Para configurar este funnel se necesita lo siguiente: 

  1. Un lead magnet atractivo que resuelve un problema. Un lead magnet es un producto digital orientado a tu audiencia, como un ebook o una masterclass, que solo se podrá descargar o visualizar tras rellenar un formulario de inscripción y aceptar la suscripción al boletín. 
  2. Una landing page o página de destino con un formulario de suscripción.
  3. Una página de agradecimiento que aparecerá tras completar el formulario. 
  4. Una respuesta automática o una secuencia de correo electrónico que le llegarán regularmente al suscriptor para no enfriar el contacto. 
  5. Gráficos de anuncios de Facebook y un buen copy (textos persuasivos) para atraer a los usuarios hacia la página de destino. 

Una audiencia específica a la que dirigirse (quién tiene el problema que resuelve el lead magnet). Esto se consigue principalmente con publicidad segmentada en redes sociales o en buscadores (aunque hay otros medios).

Embudo de marketing de contenido orgánico

Si no quieres hacer una campaña de anuncios puedes optar por el contenido orgánico. Para ello es importante que optimices el  SEO de Google y que tengas una buena estrategia en las redes sociales para generar tráfico hacia la parte superior de tu embudo.

El diseño de este funnel es igual que el anterior aunque requiere los siguientes elementos: 

  1. Una publicación en el blog o página web realmente memorable.
  2. Publicaciones en redes sociales igualmente memorables (aunque esto es opcional, pero ayuda mucho)
  3. Un lead magnet atractivo que resuelve un problema que se relacione directamente con el contenido de la publicación.
  4. Una página de destino o una ventana emergente con un formulario de suscripción.
  5. Una página de agradecimiento.
  6. Una respuesta automática o una secuencia de correos electrónicos.

Funnel de maduración

Este tipo de funnel busca ayudar al cliente potencial a madurar la opción de compra. El funcionamiento es sencillo. Una vez que alguien se une a la lista recibe una secuencia automatizada de emails que le ayudan en su decisión. Este proceso recibe el nombre de nutrición o nurturización de leads.

Esta secuencia ayuda a generar confianza y a superar diferentes objeciones de compra. 

Para poner en marcha este funnel necesitarás una lista de contactos. Puedes usar la generada con cualquiera de los funnels anteriores. Aunque también puedes probar a crear tu lista sin necesidad de crear un lead magnet.

 

¿Te gustaría captar más clientes para tu negocio utilizando un embudo de compra? En Kreati diseñamos funnels personalizados para tu negocio y te ayudamos a que aprendas a hacerlos tu mismo. Contacta con nosotros. Te informamos sin compromiso. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?